La sala del trono (segundo vagón)

El segundo vagón, que comunica con el primero con una pequeña plataforma de unión con barandillas y puertas de hierro forjado finamente, está formado por la Sala del trono, con un pequeño apartamento contiguo, para el uso privado del Pontífice.

El interior está dominado por los tonos papales del blanco y el amarillo dorado: las paredes y las telas de las tapicerías de los grandes canapés, del trono y de las cortinas tienen hilos de oro y de plata y dan al ambiente un aspecto de gran lujo. 

El trono está coronado por las armas del Papa, mientras que los marcos dorados de los canapés llevan las enseñas pontificias.

La sala

La sala que hoy está dedicada a la exposición de los coches del tren del Papa Pío IX era inicialmente una sección de la sala de máquinas nº 2 de la central termoeléctrica de Montemartini.